Leasing para empresas

Una herramienta para desarrollar oportunidades de negocios

El leasing se afianza como alternativa de financiación para la compra de bienes y servicios.

Acceder a herramientas de financiamiento tradicional puede resultar un obstáculo difícil de sortear para el desarrollo y expansión de una empresa. Sin embargo, en los últimos años se consolidó el leasing como una opción muy conveniente por sus ventajas impositivas y por facilitar el acceso a la adquisición de bienes de capital, que permite financiar a largo plazo -hasta 36 meses como máximo- el 100% del precio de bienes y servicios como equipos, máquinas y vehículos a través del pago de un canon, de monto y frecuencia a convenir entre las partes.

Una vez finalizado el plazo de pago, el tomador del leasing tiene la posibilidad de optar por quedarse con el bien a cambio del pago de una suma establecida en el contrato, que muchas veces es simbólica.

En general, ofrece una respuesta eficaz y efectiva a empresas que, como la suya, buscan el máximo rendimiento de su solución de IT y simultáneamente desean disminuir los riesgos y prorratear los costos.

Lo que lo hace atractivo como herramienta de financiación es que se trata de un instrumento de largo plazo que permite financiar el uso y la adquisición de bienes por el 100% del precio más el beneficio en IVA y Ganancias. Así, al precio de un bien se le puede adicionar los servicios y accesorios necesarios para el diseño, instalación y puesta en marcha hasta la puesta a disposición de los bienes, incorporando estos conceptos en el monto del contrato.
Según datos de la Asociación de Leasing Argentina (ALA), la modalidad viene en constante crecimiento medida en cantidad de operaciones originadas durante la última década. Hasta mediados de 2018, alcanzó un saldo de cartera de $ 28.414 millones. De esa cifra, seis de cada 10 fue una PyME, señal de que esta herramienta se consolida como alternativa para la compra de bienes de capital tanto para el sector privado, principales tomadoras al momento de invertir en su desarrollo, como del sector público, las grandes empresas y los individuos.

Una oportunidad para crecer

Aunque lejos de los líderes del mercado mundial –América del Norte y Europa–, América latina tiene todavía un amplio margen de crecimiento por conquistar. Con exitosos modelos en el continente –como el de Colombia y Chile– y un sinnúmero de herramientas a la mano, el desafío inminente es el de mejorar los ratios de la región.

En todo el mundo, el leasing es una herramienta financiera muy utilizada para la adquisición de bienes de capital que implica el uso y goce del bien por un cierto período de tiempo contra el pago mensual de un canon, con una opción de compra al final del plazo de financiación. Otra opción, es devolver el bien o convenirlo en un nuevo contrato de arrendamiento al terminar el trato.

Para quien proyecta expandir su empresa y necesita equipamiento nuevo, el leasing aparece como una alternativa que puede ser muy beneficiosa. Actualmente OneClick, a través de su unidad Enterprise, ofrece diversas líneas de financiación a través de leasing para empresas. El principal beneficio que encuentran nuestros clientes es la posibilidad de financiar el 100 % del valor del equipamiento adquirido y la posibilidad de pagar el bien mientras se lo utiliza. Además, porque esta herramienta brinda la oportunidad de renovar el negocio, actualizarlo tecnológicamente y mejorar su producción.